1
285

Trabajadores sexuales masculinos por Ivan Zaro

La característica más reseñable de los TMS (Trabajadores sexuales Masculinos) radica principalmente en su anonimato, incluso en lo que se refiere a la literatura. En el estado español encontramos un número muy pequeño de series d einvestigación que abordan el tema desde una perspectiva que vincula el ejercicio de la prostitución con un comportamiento desviado, a otras más flexibles y abiertas pero focalizadas esencialmente en un específico espacio de ejercicio, la prostitución del hombre en la calle.

El método que s eha seguido en esta serie de investigaciones fue cuantitativo y la información fue recopilada a partir de tests de preguntas anónimos. Durante el 2007 se hizo público un estudio llevado a cabo a pie de calle en diferentes areas d ela ciudad de Madrid. También se amplió la recopilación de datos a areas donde se practica de forma habitual la prostitución masculina como saunas y locales.

Los datos de la prostitución sexual masculina

trabajadores sexuales masculinosAunque es cierto que a ojos de la sociedad el colectivo de los TMS pasan prácticamente desapercibidos, se ha comprobado que este colectivo presenta una alta predisposición a la infección por el VIH en relación al colectivo femenino que ejerce la prostitución incluso entre las mujeres que han consumido de forma habitual drogas de forma inyectada.

Podemos asegurar que los trabajadores sexuales masculinos se presentan como un grupo altamente vulnerable a la hora de poder contaer el VIH, con una prevalencia del 18,8%. En el colectivo femenino encontramos una prevalencia muy inferior entorno al 1,2%

Esta vulnerabilidad está caracterizada por una exposición sexual mayor (más número de relaciones sexuales), el sufrir una infección de Transmisión Sexual no diagnosticada ni medicalizada, el consumo de drogas y la escasa utilización de preservativos en sus relaciones sexuales fuera del ámbito profesional.

Estos datos fueron obtenidos a partir de los pacientes que asistieron al centro Sanitario Sandoval en la Comunidad de Madrid, que se dedica especialmente al tratamiento de Infecciones de Transmisión Sexual y que es conocido tratar a sus pacientes de forma anónima y con absoluta confidencialidad, en la que los pacientes pueden ser tratados sin la obligación d esolicitar una cita previa o la entrega de su tarjeta sanitaria.

La ONG Fundación Triángulo, es una institución que desde principios del año 1998 está llevando a cabo un programa personalizado a trabajadores sexuales Masculinos, a partir de un convenio de coordinación y ayuda con el Centro Sanitario Sandoval.

Los resultados obtenidos por el Centro Sanitario Sandoval que se realizaron en 2016 muestran un claro aumento del riesgo de contraer la infección del VIH en el colectivo masculino y que se situa en terminos cuantitativos entorno al 19%.

Estos resultados representan a TMS que han manifestado abiertamente que se dedicaban a la prostitución pero es importante resaltar que el anonimato y la estigmatización que acompaña a este grupo pueda inducir a que una gran parte de TMS no s eidentifiquen como tal cuando acudad al centro a efectos de tratamiento y opte por identificarse simplemente como homosexual o heterosexual que practica el sexo de forma privada.

 

Características de la población TMS

A continuación mencionaremos las características más comunes que hemos obtenido a partir de los datos y estudios realizados, el análisis bibliográfico y el trabajo de campo que se llevó a cabo:

Inmigración

Una de las variables más importantes y reseñables dentro de la prostitución masculina corresponde al factor de la nacionalidad. En los estudios realizados un 86% de trabajadores sexuales masculinos son extranjeros frente al 14% de españoles. Un patrón muy habitual es la situación irregular en el país, no obstante, hemos advertido que si son conocedores del acceso gratuito al sistema sanitario aunque existe una pequeña minoría que es rehacia a ser asistida por temas discriminatorios.

Podemos agrupar los países de procedencia de los TMS extranjeros en:

Latinoamericanos:

El grupo de latinoamericanso está básicamente compuesto por hombres de Brasil. En segunda posición nos encontramos con muchos hombres que provienen de Venezuela y seguidamente el tercer grupo más numeroso corresponde a hombres de la República Dominicana. Nos encontramos con una ampia diversidad cultural determinada por percepciones y contrucciones muy variada. En la parte que toca a la sexualidad observamos una interpretación habitual que consite en un heterosexual que desarrolla su propia identidad masculina.

Europa del Este:

Los paises del este suelen llevar a cabo un nivel d eprostitución menor focalizado básicamente en espacios y areas abiertas como la calle exceptuando al colectivo de paises como Bulgaria que optan por un nivel d eprostitución más alto y que se inclina por la utilización de espacios más intimos.

Su interpretación de masculinidad, atribuye al hombre atributos como la fuerza, la competencia o el papel activo en las prácticas sexuales.

Por lo que podemos concluir  que los hombres homosexuales quedan excluidos de este grupo por relacionarlos con identidades femeninas como la debilidad y el papel receptivo en la penetración sexual. Su visión sobre el VIH no está clarificada ya que permanece latente la creencia de los grupos de riesgo, entre los que se hallan los homosexuales.

Países de mayoría musulmana:

Este colectivo restá formado en su mayor parte por integrantes de hombre que provienen de Argelia y Marruecos y observamos que en lo que se refiere a la practica de relaciones sexuales que ha bajado ostensiblemente su prevalencia a mantener relaciones sexuales y en los últimos tiempos se han especializado en llevar sus prácticas sexuales a zonas cerradas como locales o incluso internet. La prostitución en la cultura musulmana, es ilegal en algunos países como Argelia, Marruecos y Túnez, es interpretada como una forma para preservar la dignidad de las familias, porque permite que los hombres satisfagan sus necesidades sexuales con el objetivo de proteger a las mujeres vírgenes.

La homosexualidad se valora como una patología, está ligada a la clandestinidad y habitualmente asociada a la prostitución masculina. La cultura magrebí adopta la homosexualidad sólo como sustitutivo hasta que el hombre llega al matrimonio. Por esta razón los TMS de nacionalidad magrebí no se identifican como tal, aunque si se refieren al papel insertito en sus prácticas sexuales reafirmando su masculinidad frente a las parejas comerciales.